Bizcocho de almendras molidas

Bizcocho de almendras molidas

Receta de bizcocho italiano de almendras

Una receta de bizcocho de almendras súper sencilla, húmeda y deliciosa.    Una delicia perfecta para la hora del té. A muchos les gusta un buen pastel de almendras francés durante la temporada navideña, pero no hay razón para esperar todo ese tiempo antes de probar esta esponjosa receta de bizcocho.

Es un pastel húmedo, tierno e increíblemente delicioso y tiene la ventaja añadida de que se prepara en un solo recipiente, sin necesidad de batidora y con un esfuerzo mínimo, lo que hace que este pastel de almendras rápido sea uno de mis favoritos para compartir con vosotros hoy. Así que no esperes al 25 de diciembre para probar esta receta de tarta de almendras. Tus amigos y familiares te agradecerán que lo ofrezcas en todo tipo de reuniones.

Puedes congelar el bizcocho una vez que se haya enfriado del todo, envolviéndolo bien con dos capas de plástico. Es mejor congelarlo sin glaseado si piensas hacer este pastel con antelación, pero si quieres congelar las sobras también está bien, sólo que no durará tanto como uno sin glaseado.

Si desea guardar su bizcocho durante la noche antes de servirlo, lo mejor es envolverlo bien con papel de plástico una vez que esté completamente frío y dejarlo a temperatura ambiente. Al día siguiente podrá añadirle el glaseado.

Bizcocho de almendras sin gluten

Mezclar el cacao en polvo con la cucharada de agua caliente. (Esto no es esencial, pero garantiza que no acabará habiendo trozos de cacao sin mezclar en el pastel. Hay que tener en cuenta que yo no me molesté cuando hice el pastel).

Cuando esté cocido, debería poder insertar una brocheta en el pastel y salir limpia (no pegajosa). Enfriar los pasteles en los moldes durante 10 minutos, luego sacarlos a una rejilla y quitar el papel de los fondos.

Empezar a derretir el chocolate. Yo he utilizado el microondas para hacerlo (ten cuidado de no quemar el chocolate si utilizas el microondas). También puedes poner el chocolate en un bol resistente al calor sobre un cazo con agua caliente.

Añade una cucharada de agua fría al chocolate derretido. Remuévelo y el chocolate debería espesarse rápidamente. Extiende la mitad del chocolate sobre uno de los pasteles, y luego coloca la otra mitad del pastel encima.

Bizcocho Victoria con almendras molidas

Las comidas navideñas pueden ser tan pesadas que resulta refrescante tomar un postre relativamente ligero, como este bizcocho de almendras al limón sin harina. Se trata de una receta de pastel clásica, cuyas raíces proceden de los pasteles de almendra sefardíes del sur de España.

Los ingredientes básicos son simplemente harina de almendras (almendras escaldadas finamente molidas), huevos, azúcar y ralladura de limón. No hay mantequilla ni harina de trigo. El pastel se comporta un poco como un suflé, ya que obtiene la mayor parte de su subida de los huevos en la masa, y luego cae suavemente cuando se asienta.

He incluido un poco de levadura en polvo para ayudar a que el pastel mantenga un poco más de estructura mientras se enfría. El resultado es una miga ligera y tierna, suavemente dulce y con sabor a limón. Se puede rodear de salsa de frambuesa o añadir una porción de nata montada. Que lo disfrutes.

Resulta útil separar los huevos primero, mientras están fríos, y luego dejar que se pongan a temperatura ambiente mientras se preparan los demás ingredientes.    Los huevos son más fáciles de separar cuando están fríos, y funcionan mejor como agentes leudantes cuando están a temperatura ambiente.Al batir las claras de huevo, asegúrate de que tu equipo está perfectamente limpio. Si la harina de almendras no está disponible en su mercado, puede moler las almendras escaldadas y fileteadas en un procesador de alimentos hasta que estén bien molidas.    Yo empezaría con un poco más de 1 1/3 tazas. En nuestro supermercado local Whole Foods hay una marca Bob’s Red Mill de harina de almendra escaldada finamente molida que es la que utilizamos para esta receta.

Tarta italiana de almendra molida

El Victoria Sponge es el pastel británico por excelencia, que resplandece en cualquier tienda de té de pueblo que se precie. Esponja de vainilla esponjosa, generosamente rellena con mermelada de frambuesa y una ligera crema de mantequilla. La superficie no está decorada en general, pero se espolvorea generosamente con un crujido de azúcar en polvo. Este Victoria Sponge sin gluten es muy versátil y puede utilizarse en cualquier ocasión.

Este Victoria Sponge sin gluten es un pastel encantador y fácil de hornear, que consiste en dos bizcochos circulares hechos con unos pocos ingredientes sencillos. Los bizcochos se unen con una buena porción de mermelada de frambuesa. El relleno de crema de mantequilla es opcional, pero me parece muy necesario, y la superficie del pastel se espolvorea abundantemente con azúcar en polvo.

El Instituto de la Mujer, que es la mayor organización de mujeres voluntarias del Reino Unido, es famoso por recaudar fondos a través de sus puestos de pasteles. Y puede garantizar que habrá un Victoria Sponge resplandeciente en uno de sus eventos. Sin embargo, si realmente quiere hacer un Victoria Sponge aprobado por la WI, puede que quiera echar un vistazo a su manual. Son muy exigentes con las reglas y normas de una verdadera esponja Victoria.